Una startup francesa ha desarrollado una tecnología que permite recoger la luz solar y artificial en interiores. Se espera que los dispositivos basados en esta tecnología reduzcan el consumo y el desperdicio de energía.

Dracula Technologies intenta resolver el problema de la dependencia de las pilas y los acumuladores mediante la tecnología fotovoltaica orgánica (OPV). Los artilugios, llamados LAYER, se fabrican mediante impresión por chorro de tinta y pueden generar energía no sólo a partir de la luz natural, sino también de la artificial. Una de las ventajas de la tecnología se llama flexibilidad, porque, a diferencia de los métodos convencionales de fabricación de sensores, los LAYER pueden tener cualquier forma.

Según datos oficiales de la ONU, la cantidad de residuos electrónicos en 2021 alcanzará los 52,2 millones de toneladas métricas. Las baterías y las pilas de combustible usadas constituirán una gran parte de ellos. Dracula Technologies no utiliza costosos elementos de tierras raras ni metales pesados en su producción. En su lugar, las láminas están hechas de material basado en el carbono. Los representantes de la startup francesa aseguran que este enfoque no sólo protegerá el medio ambiente, sino que también reducirá el coste total de propiedad de los dispositivos electrónicos en cuatro veces en comparación con las baterías tradicionales.

Drácula Technologies está negociando actualmente asociaciones con fabricantes de semiconductores. Ya se han establecido contactos con la japonesa Renesas Electronics y AND Technology Research. Hay planes para crear dispositivos autónomos sin batería para el hogar inteligente.