Creo que todos echamos de menos las noticias de que el Banco Central de tal o cual país está considerando introducir la moneda electrónica. Hasta ahora, ningún banco ha lanzado la moneda digital del Banco Central (CBDC), pero se habla mucho de ella. La razón es sencilla: las criptodivisas están explotando y la gente quiere invertir en nuevos activos.

El Banco de Inglaterra también está atento a estas tendencias y, de hecho, ha insinuado en su nota que tiene previsto estudiar más detenidamente la introducción de la moneda digital, aunque la decisión final aún no se ha tomado en el futuro.

El Banco de Inglaterra dijo en una nota publicada el lunes 7 de junio de 2021 que el BoE debería al menos «echar un vistazo de cerca a la CBDC».

Todavía no se ha tomado ninguna decisión, pero el Banco tiene previsto al menos explorar y aprovechar las monedas digitales.

Para que te hagas una idea, las CBDCs son en realidad las mismas criptodivisas, más concretamente stablecoins, que están vinculadas a un activo subyacente (una moneda nacional, en el caso del Banco de Inglaterra es la libra esterlina).

Cómo se puede utilizar el CBDC

La principal cuestión que puede plantearse es cómo puede utilizar el Banco de Inglaterra las monedas digitales en beneficio del público en general.

En una nota, el Banco de Inglaterra señaló que, aunque el CBDC tiene ventajas en la creación de un sistema de pagos más estable y competitivo, sigue habiendo muchas dudas para la economía en su conjunto y para el sistema financiero en particular.

El Banco de Inglaterra también esbozó un posible escenario en el que una quinta parte de todos los depósitos minoristas del Reino Unido podrían utilizar la CBDC.

Sin embargo, como ya he dicho, la decisión sigue pendiente y el Banco de Inglaterra tiene previsto trabajar con el Tesoro y la Hacienda Pública para estudiar con más detalle los posibles pros y contras de la introducción de la CBDC.

En particular, la cuestión de cómo la posible introducción del CBDC podría afectar a la gestión de la política monetaria del país y tener un impacto en la estabilidad financiera, en general, requiere un estudio más detallado.